Archive | Uncategorized RSS feed for this section

Apuntes sobre la Policía Comunitaria

18 Mar

El pasado 14 de marzo de 2013 el Programa de Interculturalidad y Asuntos Indígenas de la Universidad Iberoamericana (PIAI-UIA), convocó a un Diálogo con representantes de la Policía Comunitaria de Guerrero (CRAC-PC); sin embargo, de última hora no pudieron llegar por un problema sucedido en una de las Comunidades de Guerrero.

En su lugar compartimos con personas que son grupo de apoyo y vínculos con la CRAC-PC, lo que escribo a continuación nace de ese encuentro:

La policía comunitaria en Guerrero se crea hace 17 años, partiendo de un análisis de la realidad de los pueblos y un proceso reflexivo desde la teología de la liberación.

Tiene como antecedente la organización de las comunidades para hacer frente a la represión del ejército mexicano dentro del contexto de las guerrillas que estuvieron ahí como la de Lucío Cabañas, el movimiento contrainsurgente liderado por caciques, aunado a la marginación y pobreza histórica de la región.

Estos procesos organizativos y de resistencia atraviesan por la creación de diversos Consejos, redes y organizaciones como el Consejo Guerrerense de Resistencia Indígena 500 años de Lucha e Impunidad con eco también en Chiapas o el Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan (Tlachi).

La región en la que se ubica la policía comunitaria de Guerrero está entre Marquelia y Tlapa en la zona de la costa chica y montaña, siendo en su mayoria indígenas pero también mestizos quienes la conforman. Hasta apenas 9 años que se construyó la carretera, antes solo se accedía por avioneta.

El trabajo de la policía comunitaria inició en la necesidad de dotar de seguridad a sus habitantes, al principio no buscaban ser un sistema de justicia, pues esperaban que esto lo hiciera el Ministerio Público y el Poder Judicial del Estado, sin embargo más tardaban en apresar a una persona acusada de cometer un delito que esta de ser liberada por las autoridades institucionales, como parte de la corrupcion e impunidad que reinaba, pues, acusan, la justicia se convirtió en un negocio.

Cuando nace la policia comunitaria quien le dió las armas fue el gobierno estatal, actualmente las compra la misma comunidad pero son de bajo calibre, las pocas de alto calibre las ha dado el Estado, están registradas ante el ejército mexicano, mismo que tiene copia del registro de la policía comunitaria donde se específica datos generales y cargo del portador.

La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) es la que dota de estructura al sistema de justicia, se basa en un Consejo y sus integrantes son elegidos en las asambleas regionales; tiene un reglamento que marca su funcionamiento.

El sistema de justicia de la Policía Comunitaria se basa en la reeducación, para ellos no existen delicuentes sino infractores que tienen que ser reeducados, tampoco se considera a los reeducados como alguien “malo”, sino como alguien que ha cometido un error, el Consejo analiza que está pasando en su seguridad para que haya cometido tal infracción, lo mandan a la comunidad para que resane su error y posteriormente en asamblea se reintegra a la comunidad; es decir, es la misma comunidad la que te vuelve a recibir y no carga ninguna estigma ni es un excluido social pues se entiende que ha cumplido.

En este sistema de justicia no hay abogados, quien “defiende” al infractor es su familiar o alguien de su confianza, en este caso la justicia es argumentativa, dependiendo de la gravedad de la infracción pueden resolver el caso los Consejeros y ellos marcan los castigos a parte del trabajo comunitario, pero en casos más graves es toda la asamblea regional la que decide y resuelve.

Mientras dura su “reeducación” que por lo general consiste en trabajo comunitario y un pago para resarcir el daño, dependiendo del delito, el infractor es alimentado por la policía, no hay golpes o malos tratos, come lo mismo que los policías, esto es, lo que hay, si no se cumple con sus tres comidas diarias es que la pobreza en la región impide que alguien sí lo haga.

Es toda la Asamblea la que busca cómo reeducar, como subsanar, sí se le arrebata al Estado el monopolio legítimo de la violencia pero con base en una estructura. Esto es lo que el gobierno considera subservio y les inicia procesos penales, pero no por violencia.

Por lo general, quien acusa a los policías comunitarios ante la justicia institucional es quien se ve afectado en sus intereses, como un ganadero o gente ajena a la comunidad, que ve la justicia de “indios” sólo para “indios”, pero olvidan que este infractor afectó a las comunidades “indias”.

Quizá tambien hay otra razón de fondo, han abatido la inseguridad en un 95%, la impunidad y corrupción no está permitida, y no importa qué intereses toquen, si alguien es acusado de narcotráfico o de robar un pollito ambos serán juzgados por igual y en su caso obligados a cumplir con su sentencia.

Tlachi y otos colectivos tienen vinculación constante, la reflexión en torno al tema de derechos humanos es permanente tanto en las reuniones internas como en las asambleas.

Hay procesos de discusión sobre los derechos de las mujeres, que ellas hablen, tanto niños y mujeres pueden opinar en las asambleas, es una construcción desde abajo, no desde lo que nosotros entendemos como debe ser sino desde su propia realidad, este proceso es una forma diferente de ejercer la justicia.

Por último, la CRAC no se rige por usos y costumbres, pues son diferentes comunidades las que se agrupan, es ese su logro: crear un reglamento para todos, no importa si son indígenas o mestizas. En el reglamento se señalan conductas claras que se condiran infracciones, evitando así la arbitrariedad.

El sitio oficial de la CRAC-PC:  http://www.policiacomunitaria.org/

Y esto es una fiesta…

24 May

Y salimos [nuevamente] a las calles, convocados por una urgencia, evitar que un represor confeso llegue a la silla presidencial, pero tambien salimos por una necesidad, queremos soñar otro país.

La marcha era una fiesta, hacía tanto tiempo que el dolor no era el que nos convocaba, cuanod no era una matanza, eran los periodistas asesinados, sino eran los desaparecidos o los migrantes o los defensores en el exilio, o los presos injustamente, o… pero aunque seguimos de luto, tenemos el corazón pensando en el ya basta.

En la Ibero Peña Nieto con mano en la cintura lanzó una provocación, ante los cuestionamientos que lanzaron en el foro varios estudiantes y las protestas afuera del autorio él respondió con sí fui yo y fue legítimo el uso de la fuerza, picó el avispero, el poder incólume fue tocado: 4 movilizaciones masivas han demostrado que como estudiantes y como jóvenes estamos a la altura de nuestras circunstancias, y sin contar en los

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

estados donde la guerra contra el narco y las violaciones a los Derechos Humanos que ocurren cada minuto han sembrado temor en la población, ellxs también han salido.

La bandera de lucha han sido la democratización de los medios de comunicación, a lado de la de Atenco resulta por demás irónico: Televisa y TV Azteca que tanto se esforzaron en etiquetarlos como los “macheteros”, los violentos que salen armados a defenderse, frases del estilo con ellos es imposible emprender un dialogo porque no tienen razones sino machetes, sirvió, ante los ojos de un grueso de la población, como justificación para realizar el operativo contra el Frente en Defensa de los Pueblos en particular pero contra todo el poblado de San Salvador de Atenco en lo general; de entre las violaciones a Derechos Humanos cometidas destaca el uso de la tortura sexual contra las mujeres que encontraban a su paso, muchas de ellas ajenas totalmente al conflicto.

La opinión pública cambió hasta que la Suprema Corte emitiera a favor de los detenidos en el operativo una sentencia absolutoria en todos sus términos, resalta el caso de Ignacio del Valle, líder visible del Frente y condenado a 112 años de prisión por los delitos de ataques a las vías de comunicación y el de secuestro equiparado, fue liberado 4 años después de permanecer en una prisión de máxima seguridad.

Cuando hablamos de democratización de los medios es a esto que nos referimos, Televisa y TV Azteca (el duopolio de medios) manipulan la información en conturbenio con el poder, y no nos gusta, pero más allá de eso, en el fondo lo grave es que para gran parte del país sea la única fuente de información, han monopolizado los canales de TV abierta y las frecuencia de radio, incurren en prácticas desleales para conservar su poderío.

Ayer una manta señala que la manipulación también es represión, pues al manipular la información secuestran nuestra realidad, si no hay otro punto de vista u otra fuente que nos muestre otra cara de los hechos cómo pueden las personas buscar cambiar su horizonte, tener herramientas pra defenderse o mínimante crear empatía hacia el otro.

Hemos salido a las calles, las redes sociales nos la hemos apropiados, el cerco informativo donde nos tenían prisioneros se ha fracturado, gracias ibero!